15.2.10

Redención

Se trata de buscar la dirección adecuada para llegar al final del mar... para suavizar la soledad y allanar las noches de lluvia. Hoy las cicatrices cuentan los errores en pares, pero también detallan los aciertos de la pericia. Hay que padecer el paso de los segundos, después de todo, el dolor destapa lo esencial de la existencia... pero la vida corre como agua por las manos.

Y con ese vaivén, hoy el mapa lleva de la mano a la ilusión, nunca algo durará más que la eternidad de un sueño... justo lo necesario para darle alas a la utopía... es por eso que el presente urde con el anhelo... para volverme a sorprender.

Era necesario el empujón, y me vino a recordar que es divertido volar, y ver desde lo alto la desnudez del futuro... incierto pero no echado al azar... yo llevo el timón de mi viaje.

1 comentario:

Carlos Grogan dijo...

todos buscan la redención. Pocos llegan a ella.