28.6.10

Autorretrato

Hoy la vi y las cosas siguieron tan normales, el mundo no dejó de seguir su trayectoria, descubrí que el tiempo no se detiene, no hay más ni menos luz, los sonidos no cesaron y mis impulsos no se acordaron de ella.

Me había insistido dejar dejar de mencionarla, sin embargo me dí cuenta que en verdad nada es para siempre; y esta vez hice referencia a a ella, pensando en mí. Y no es que ya no me importe, es que ha dejado de vivir en mis prioridades.

Y las prioridades empiezan hoy por el espejo, por una serie de palabras que tienen el prefijo "auto-", pero todo lo que he apostado en otras ocasiones por -alguien mas-, esta vez lo arriesgo por mí. Lo acepto, es un punto nuevo y me he costado trabajo, esfuerzo y dedicación, me he costado sueño, planes, suspiros, incluso también me he costado dinero, pero poco a poco, he ido ganando mi confianza, mi respeto y mi cariño. He ganado seguridad.

Puede ser un escrito completamente egocéntrico, posiblemente mal visto; es verdad, mi orgullo va por delante, sin embargo, le he dedicado todo lo dedicable a los de afuera en distintos momentos de mi vida... hacía falta dedicarme algo mí.

Tal vez mañana me vuelva a compartir, en verdad anhelo poder hacerlo, y lo haría (sin pensarlo) por completo, pero hoy existe una gran diferencia: soy el pionero de mis estímulos, de mis sentimientos, de mi vida.

Es raro, en verdad, he escrito muchas veces cosas como hoy, pero por primera vez me fijé en mí... y en verdad me gustó.

2 comentarios:

Carlos Grogan dijo...

Paso Uno. El yo es más importante que el Ella.
Paso Dos. Sal a gritarles a todos por la calle "¡Perra!"

Carlos Grogan dijo...

Akabo de releer tu post. Y lo volví a hacer dos veces. Y cada vez me convencí más de ke haciendo cosas así, se supera un amor pasado. Ojala todo vaya mejor.

Un abrazo.